Buscando la luz
Reflexiones creyentes


Inicio
Enviar artículo

Acerca de
Suscríbete al blog

Categorías
General [4] Sindicar categoría
Comentarios al Evangelio [747] Sindicar categoría
Reflexiones creyentes [42] Sindicar categoría
Testimonios [6] Sindicar categoría
Textos [8] Sindicar categoría

Archivos
Mayo 2010 [5]
Abril 2010 [5]
Marzo 2010 [7]
Febrero 2010 [6]
Enero 2010 [16]
Diciembre 2009 [22]
Noviembre 2009 [19]
Octubre 2009 [19]
Septiembre 2009 [6]
Agosto 2009 [8]
Julio 2009 [4]
Junio 2009 [15]
Mayo 2009 [20]
Abril 2009 [25]
Marzo 2009 [24]
Febrero 2009 [22]
Enero 2009 [24]
Diciembre 2008 [27]
Noviembre 2008 [24]
Octubre 2008 [26]
Septiembre 2008 [17]
Agosto 2008 [24]
Julio 2008 [23]
Junio 2008 [30]
Mayo 2008 [30]
Abril 2008 [30]
Marzo 2008 [31]
Febrero 2008 [29]
Enero 2008 [31]
Diciembre 2007 [31]
Noviembre 2007 [29]
Octubre 2007 [31]
Septiembre 2007 [25]
Agosto 2007 [20]
Julio 2007 [30]
Junio 2007 [31]
Mayo 2007 [29]
Abril 2007 [12]

Sindicación (RSS)
Artículos
Comentarios

 


Testimonios


Verano, vacaciones, Agosto...,un tiempo diferente

En España, de donde somos los autores de estos comentarios o reflexiones creyentes desde el Evangelio de cada día, es verano. Es un tiempo donde nos cambian las costumbres y los ritmos, y que sobre todo en la familia todo se hace diferente con las vacaciones. No podremos, pues, estar presentes todos los días en este espacio. Nuestros cuerpos también necesitan descanso, movimiento, otras habilidades para que nuestro espíritu también siga viviendo en armonía y equilibrio interior. Nos veremos aquí, pues, no todos los días, sino de vez en cuando, en los momentos en que ambos coincidamos, pues como saben no vivimos en la misma ciudad ni en la misma provincia. Hasta esos pequeños momentos que continúen luego con nuestro encuentro diario, salud y que el espíritu de fraternidad y de sentido evangélico que queremos imprimir en nuestras vidas nos acompañen también en los días de descanso

Por arquina - 26 de Julio, 2008, 8:46, Categoría: Testimonios
Enlace Permanente | Comentarios 1 | Referencias (0)

Orar con fe

El trozo evangélico del dia de hoy nos pone de manifiesto

las contradicciones que tenían los judíos que escuchaban a Jesús.

En el fondo no sabían ni querían escucharle.

Se acercan unos días especiales, los de la Semana Santa.

Les invitamos hoy a reflexionar en un aspecto fundamental de nuestra fe:

la oración.

El testimonio de Audroc, nuestro amigo, cómo él concibe este acto puede ayudarnos a ello:

ORAR CON FE ...

 

Orar con fe:

es confiar contra toda razón.-

 

Orar con fe:

es no dejarse abrumar por lo que se ve,

confiando en lo que se espera.

 

Orar con fe es:

creer más allá de cualquier resultado, porque SIEMPRE

Dios nos dará lo mejor, aún cuando nuestra mente

limitada no lo entienda.

 

Orar con fe es:

No dejarse arrastrar por malas noticias.

 

Orar con fe es:

No decaer internamente jamás.

 

Orar con fe:

es la introspección absoluta de una convicción.

 

Orar con fe:

NO es pedir una cosa y esperar la contraria.

 

Orar con fe:

No es llorar lo inevitable,

es confiar que lo IMPOSIBLE

puede ser POSIBLE.

 

Orar con fe es:

poner la mente y el corazón en POSITIVO.

 

Orar con fe:

ES LA CONVICCIÓN QUE TODO ES  POSIBLE PARA DIOS.

¿o no...?

 

Orar con fe:

ES NO ENTREGARSE JAMÁS

 aceptando

la Voluntad de Dios siempre.

 

Donde la angustia nos vence, nuestra fe se ha entibiado.

 

 

 

¿ESTAREMOS ORANDO BIEN ...?

 

 

 

Audroc

Por María Consuelo Mas y Armando Quintana - 8 de Marzo, 2008, 12:36, Categoría: Testimonios
Enlace Permanente | Comentarios 1 | Referencias (0)

Un acto de fe: poema

SOY PORQUE ES ...

 

 

Si Cristo en Dios está como lo dijo
y nosotros en El, cual lo dijera,
estaremos en Dios igual que el Hijo
por la fe y la razón que lo asevera.


Quien es parte del más, parte es del todo,
aún dentro de esa parte que han de darte,
parte es también del Todo de algún modo
aunque sea la parte de una parte.


El que con Cristo está, es con Dios mismo
porque al Ser Cristo en El como lo enseña,
vivimos con un pié sobre el abismo,
teniendo el otro pié sobre una peña.


En el carácter transitivo dado
por el Mesías cuando se hizo tierra,
junto al oculto misterio silenciado
busco la fe que la razón encierra.


Si El es igual a Dios y el hombre a Cristo,
Su teología de unidad es fuente,
porque sé que si existo es porque Existe,
a través de su Espíritu Viviente.

 

 AUDROC

Por arquina - 1 de Marzo, 2008, 13:20, Categoría: Testimonios
Enlace Permanente | Comentarios 1 | Referencias (0)

Manos que oran

Durante el siglo XV, en una pequeña aldea cercana a Nuremberg, vivía una familia con 18 niños. Para poder poner pan en la mesa para tal prole, el padre, y jefe de la familia, trabajaba casi 18 horas diarias en las minas de oro, y en cualquier otra cosa que se presentara. A pesar de las condiciones tan pobres en que vivían, dos de los hijos de Albrecht Durer tenían un sueño. Ambos querían desarrollar su talento para el arte, pero bien sabían que su padre jamas podría enviar a ninguno de ellos a estudiar a la Academia.

 Después de muchas noches de conversaciones calladas entre los dos, llegaron a un acuerdo. Lanzarían al aire una moneda. El perdedor trabajaría en las minas para pagar los estudios al que ganara. Al terminar sus estudios, el ganador pagaría entonces los estudios al que quedara en casa, con las ventas de sus obras, o como fuera necesario. Lanzaron al aire la moneda un domingo al salir de la Iglesia.

Albretch Durer gano y se fue a estudiar a Nuremberg. Albert comenzó entonces el peligroso trabajo en las minas, donde permaneció por los próximos cuatro años, para sufragar los estudios de su hermano, que desde el primer momento fue toda una sensación en la Academia.

Los grabados de Albretch, sus tallados y sus óleos llegaron a ser mucho mejores que los de muchos de sus profesores, y para el momento de su graduación, ya había comenzado a ganar considerables sumas con las ventas de su arte. Cuando el joven artista regresó a su aldea, la familia Durer se reunió para una cena festiva en su honor.

 Al finalizar la memorable velada, Albretch se puso de pie en su lugar de honor en la mesa, y propuso un brindis por su hermano querido, que tanto se había sacrificado para hacer sus estudios una realidad. Sus palabras finales fueron: "Y ahora, Albert, hermano mío, es tu turno. Ahora puedes ir tú a Nuremberg a perseguir tus sueños, que yo me haré cargo de ti." Todos los ojos se volvieron llenos de expectativa hacia el rincón de la mesa que ocupaba Albert, quien tenia el rostro empapado en lagrimas, y movía de lado a lado la cabeza mientras murmuraba una y otra vez "no... no... no...".

 Finalmente, Albert se puso de pie y secó sus lágrimas. Miró por un momento a cada uno de aquellos seres queridos y se dirigió luego a su hermano, y poniendo su mano en la mejilla de aquel le dijo suavemente, "No, hermano, no puedo ir a Nuremberg. Es muy tarde para mí. Mira. Mira lo que cuatro años de trabajo en las minas han hecho a mis manos. Cada hueso de mis manos se ha roto al menos una vez, y últimamente la artritis en mi mano derecha ha avanzado tanto que hasta me costó trabajo levantar la copa durante tu brindis... Mucho menos podría trabajar con delicadas líneas el compás o el pergamino y no podría manejar la pluma ni el pincel. No, hermano, para mí ya es tarde".

Más de 450 años han pasado desde ese día. Hoy en día los grabados, óleos, acuarelas, tallas y demás obras de Albretch Durer pueden ser vistos en museos alrededor de todo el mundo. Pero seguramente tú, como la mayoría de las personas, solo recuerdas uno.

Un día, para rendir homenaje al sacrificio de su hermano Albert, Albretch Durer dibujó las manos maltratadas de su hermano, con las palmas unidas y los dedos apuntando al cielo. Llamo a esta poderosa obra simplemente "manos", pero el mundo entero abrió de inmediato su corazón a su obra de arte y se le cambió el nombre a la obra por el de "Manos que oran".

 La próxima vez que vea una copia de esa creación, mírela bien. Permita que le sirva de recordatorio, si es que lo necesita, de que nunca nadie triunfa solo.

Por Autor desconocido - 13 de Octubre, 2007, 10:09, Categoría: Testimonios
Enlace Permanente | Referencias (0)

Por el Rosario, ella dijo Sí

Iniciamos en este mes de Octubre algunas

reflexiones sobre María de Nazaret, en el

mes que celebramos su festividad bajo la

advocación del Rosario

Por el Rosario, ella dijo sí

 

El 12 de septiembre de 1982, la Princesa Gracia de Mónaco perdía la vida en un accidente de auto. El mundo entero vibró ante la muerte trágica de una persona que era una " gran Señora "del corazón y del alma, antes de serlo por su rango social.


En 1956, cuando la "Princesa de Hollywood" se casó con el Príncipe Rainiero de Mónaco, ella interrumpió su carrera cinematográfica para consagrarse a su marido, y más tarde a sus hijos. Después de su matrimonio, en efecto, Gracia se negó a volver a su arte. Hizo, sin embargo, una excepción por el rosario, poco antes morir.


Católica ferviente, la Princesa no supo resistir a la urgente invitación del Padre Peyton, el apóstol del rosario en familia, al que había conocido bien y que deseaba rodar una nueva película, en San Pedro en Roma en Roma, para poner en valor el rezo del rosario: " Su Alteza, un pobre sacerdote irlandés le pide a Gracia "concederle esta gracia" a la Reina del Rosario... "Gracia no pudo decirle no a su viejo amigo y después de más de 25 años de ausencia, volvió frente a la cámara cinematográfica.


Mario Tursi, el único italiano de la tropa, se conmovió: "Fue un acontecimiento. Vi a la Princesa rezar los misterios del Rosario con un entusiasmo y un fervor extraordinarios. Recuerdo su mirada inspirada, la entonación perfecta de su voz, el estilo impecable con el cual citaba los versículos del Evangelio. Gracia posaba con fe, teniendo como decorado sugestivo la Basílica de San Pedro de Roma. Para el misterio de la crucifixión, la Princesa llevaba un vestido negro. Al fondo, el grupo de La Piedad de Miguel Ángel simbolizaba el dolor y el Amor infinito. La película fue transmitida por los canales de televisión de los Estados Unidos. Gracia había puesto una condición a su participación: que la película sea reservada al público americano. Esperemos que después del final prematuro de su esposa, el Príncipe Rainiero autorice la difusión de este documental en el mundo entero. ¿Este acto de fe no fue su testamento espiritual?"

 

El Llamamiento del Corazón, Doloroso e inmaculado de María, N ° 101

Citado en la Colección mariana 1986 del Hermano Albert Pfleger, el marista.

El 12 de septiembre - Austria. Santo Nombre de María en respuesta a liberación de Viena de los turcos en 1683 -aporte que nos hace nuestro amigo y lector del blog Armando Maronese-

Por H. Albert Pfleger - 2 de Octubre, 2007, 11:48, Categoría: Testimonios
Enlace Permanente | Referencias (0)

Primero de Mayo, Día del Trabajador

 

 

 

Palabras finales de Ciriaco Duarte en su artículo sobre la

Historia del 1º de Mayo, publicado en el

CORREO SEMANAL del sábado 1º de mayo de 1993 (pág. 20)

Asunción-Paraguay

 

 

…“El 1º de Mayo no es simplemente “Día del Trabajador” o fiesta del trabajo, como la simplicidad y la ignorancia ambiente lo creen. El 1º de Mayo es día de protesta universal de los trabajadores manuales e intelectuales; es día de recordación del sacrificio, no de uno, sino de cinco Cristos en el cadalso, levantado por la injusticia y la prepotencia, a quienes los trabajadores del mundo, agradecidos, les rinden su homenaje de recordación y de protesta.

 

Para la militancia obrera y sindicalista libre de nuestra actualidad nacional, debe ser, además, una oportunidad propicia para asumir, con energía y responsabilidad, la restitución de la independencia de nuestro movimiento obrero, la restitución de su presencia activa en la lucha por la dignificación del trabajo y del trabajador, por mejores salarios y por una central obrera libre de caudillos al servicio del poder y la explotación”.

 

                             ************

 

¡Han enterrado simientes,  no a muertos!

 

 Teas que alumbraron y alumbrarán el horizonte de la humanidad en su marcha hacia su liberación social.

 

Las palabras finales del defensor de los ajusticiados, capitán Black, en el acto del entierro de los cinco ajusticiados, suenan aún como campanazos de protesta en la conciencia de los hombres y de las generaciones de hoy y del porvenir, contra la injusticia de ese contubernio inhumano del poder y del dinero.

Estas fueron sus palabras finales:

 

“¿Qué es la verdad, que desde que el Nazareno la trajo al mundo no la conoce el hombre, hasta que sus brazos la levanta y la apaga con la muerte? Estos no son felones abominables, sedientos de desorden, sangre y violencias, sino hombres que quisieron la paz y corazones llenos de ternura, amados por cuantos los conocieron y vieron de cerca el poder y la gloria de sus vidas; su anarquía es el reinado del orden sin fuerzas; su sueño, un mundo nuevo sin miserias y sin esclavitud; su valor, el de creer que el egoísmo no cederá nunca por la paz, a la justicia”.

 

“¡Oh cruz de Nazaret, que en estos cadáveres se ha llamado cadalso!”

 

En Homenaje a mi padre Ciriaco Duarte,

Obrero, sindicalista, amigo, mi padre,

y defensor de los derechos de la clase obrera,

Ninfa Duarte

 

Por Ninfa Duarte - 1 de Mayo, 2007, 12:46, Categoría: Testimonios
Enlace Permanente | Comentarios 1 | Referencias (0)




<<   Julio 2017    
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31       

Enlaces
eGrupos
ZoomBlog

Otros blogs
Para ser diferentes
Pequeñas semillitas
Restauración de lo alto
Testigos del Evangelio

 

Blog alojado en ZoomBlog.com