Buscando la luz
Reflexiones creyentes


Inicio
Enviar artículo

Acerca de
Suscríbete al blog

Categorías
General [4] Sindicar categoría
Comentarios al Evangelio [747] Sindicar categoría
Reflexiones creyentes [42] Sindicar categoría
Testimonios [6] Sindicar categoría
Textos [8] Sindicar categoría

Archivos
Mayo 2010 [5]
Abril 2010 [5]
Marzo 2010 [7]
Febrero 2010 [6]
Enero 2010 [16]
Diciembre 2009 [22]
Noviembre 2009 [19]
Octubre 2009 [19]
Septiembre 2009 [6]
Agosto 2009 [8]
Julio 2009 [4]
Junio 2009 [15]
Mayo 2009 [20]
Abril 2009 [25]
Marzo 2009 [24]
Febrero 2009 [22]
Enero 2009 [24]
Diciembre 2008 [27]
Noviembre 2008 [24]
Octubre 2008 [26]
Septiembre 2008 [17]
Agosto 2008 [24]
Julio 2008 [23]
Junio 2008 [30]
Mayo 2008 [30]
Abril 2008 [30]
Marzo 2008 [31]
Febrero 2008 [29]
Enero 2008 [31]
Diciembre 2007 [31]
Noviembre 2007 [29]
Octubre 2007 [31]
Septiembre 2007 [25]
Agosto 2007 [20]
Julio 2007 [30]
Junio 2007 [31]
Mayo 2007 [29]
Abril 2007 [12]

Sindicación (RSS)
Artículos
Comentarios

 


19 de Marzo, 2009


Hay muchos como José

 

(Mt 1,16.18-21.24a):  Jacob engendró a José, el esposo de María, de la que nació Jesús, llamado Cristo. La generación de Jesucristo fue de esta manera: Su madre, María, estaba desposada con José y, antes de empezar a estar juntos ellos, se encontró encinta por obra del Espíritu Santo. Su marido José, como era justo y no quería ponerla en evidencia, resolvió repudiarla en secreto.

Así lo tenía planeado, cuando el Ángel del Señor se le apareció en sueños y le dijo: «José, hijo de David, no temas tomar contigo a María tu mujer porque lo engendrado en ella es del Espíritu Santo. Dará a luz un hijo, y tú le pondrás por nombre Jesús, porque Él salvará a su pueblo de sus pecados» Despertado José del sueño, hizo como el Ángel del Señor le había mandado.

Una fiesta importante la de hoy. Para muchos fundamentalmente porque es día festivo y no hay que trabajar. Para otros porque es un día lleno de sentimientos en las casas donde hay niños y se celebra el Día del Padre. Para todos porque es un homenaje a un hombre sencillo y austero que supo hacer frente a serias dificultades en la vida y que tuvo que tomar compromisos y opciones diferentes a las del ambiente común que le rodeaba. Eso lo hace original, y además santo. San José, carpintero de Nazaret, padre de Jesús.

Dios tenía un proyecto con su persona, que seguramente no le fue fácil digerir, pero lo aceptó, sin temor, haciendo como el Angel del Señor le había sugerido. Una lección que nos enseña hoy a asumir proyectos y planes que generan también su dificultad. Y también a realizarlos en la oscuridad, en un segundo plano, sin querer medrar a costa de la realización del mismo. Porque hasta en el texto de hoy parece hablarse mas de María que de José, de quien conocemos sus dudas e inquietudes por el hecho al que se enfrenta y su amor también por la mujer con quien quería vivir. Solo aparece a través de las páginas del Evangelio acompañando a Maria, ya sea en busca de una posada, o en la cueva atento a las necesidades de la Madre y el Hijo, o emigrando para librar el Niño del peligro de Herodes. No se sabe más de él. Ni siquiera tenemos constancia de una frase, de unas palabras que se le puedan atribuir. Como hoy en tantos y tantos sitios de nuestro mundo, miles, millones de personas voluntarias que, generosamente, colaboran a hacer realidad muchísimos proyectos sociales a favor de los más desheredados. Hemos oído hablar de los fundadores de esos proyectos, de las organizaciones que los sustentan, sin dar el valor suficiente a los que día a día, en el silencio pero en el trabajo continuo y fiel a la humanidad, lo hacen posible. Son los otros Josés que andan todavía en nuestro mundo y que no salen en las noticias ni en los telediarios.

Por María Consuelo Mas y Armando Quintana - 19 de Marzo, 2009, 9:39, Categoría: Comentarios al Evangelio
Enlace Permanente | Referencias (0)




<<   Marzo 2009  >>
LMMiJVSD
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31      

Enlaces
eGrupos
ZoomBlog

Otros blogs
Para ser diferentes
Pequeñas semillitas
Restauración de lo alto
Testigos del Evangelio

 

Blog alojado en ZoomBlog.com