Buscando la luz
Reflexiones creyentes


Inicio
Enviar artículo

Acerca de
Suscríbete al blog

Categorías
General [4] Sindicar categoría
Comentarios al Evangelio [747] Sindicar categoría
Reflexiones creyentes [42] Sindicar categoría
Testimonios [6] Sindicar categoría
Textos [8] Sindicar categoría

Archivos
Mayo 2010 [5]
Abril 2010 [5]
Marzo 2010 [7]
Febrero 2010 [6]
Enero 2010 [16]
Diciembre 2009 [22]
Noviembre 2009 [19]
Octubre 2009 [19]
Septiembre 2009 [6]
Agosto 2009 [8]
Julio 2009 [4]
Junio 2009 [15]
Mayo 2009 [20]
Abril 2009 [25]
Marzo 2009 [24]
Febrero 2009 [22]
Enero 2009 [24]
Diciembre 2008 [27]
Noviembre 2008 [24]
Octubre 2008 [26]
Septiembre 2008 [17]
Agosto 2008 [24]
Julio 2008 [23]
Junio 2008 [30]
Mayo 2008 [30]
Abril 2008 [30]
Marzo 2008 [31]
Febrero 2008 [29]
Enero 2008 [31]
Diciembre 2007 [31]
Noviembre 2007 [29]
Octubre 2007 [31]
Septiembre 2007 [25]
Agosto 2007 [20]
Julio 2007 [30]
Junio 2007 [31]
Mayo 2007 [29]
Abril 2007 [12]

Sindicación (RSS)
Artículos
Comentarios

 


Seguirle sin condiciones

 

(Lc 9,57-62):  En aquel tiempo, mientras iban caminando, uno le dijo: «Te seguiré adondequiera que vayas». Jesús le dijo: «Las zorras tienen guaridas, y las aves del cielo nidos; pero el Hijo del hombre no tiene donde reclinar la cabeza». A otro dijo: «Sígueme». El respondió: «Déjame ir primero a enterrar a mi padre». Le respondió: «Deja que los muertos entierren a sus muertos; tú vete a anunciar el Reino de Dios». También otro le dijo: «Te seguiré, Señor; pero déjame antes despedirme de los de mi casa». Le dijo Jesús: «Nadie que pone la mano en el arado y mira hacia atrás es apto para el Reino de Dios».

 

Si se trata de seguirle ha de ser sin condiciones. Sin excusas. A tiempo perdido. Es decir, a tiempo completo. Las condiciones las va poniendo el Maestro en cada momento. Es un seguimiento radical, dejando que El ocupe el primer lugar y que sea El quien dirija el camino. Con la confianza de que estamos en buenas manos. Por eso la intención debe ser la expresada: Te seguiremos a donde quiera que vayas.

 

Unas veces la iniciativa sale de Jesús. Otras, como en el caso de hoy, tres personas salen al encuentro de Jesús con la intención de seguirle por iniciativa propia dos de ellos.

 

Los gestos de Jesús en el Evangelio siempre nos ponen de manifiesto a un ser muy humano. Toda su vida fue un gesto continuado de ternura: llora por la muerte de un amigo, se conduele ante todo tipo de enfermedades, dolores o dificultades, da de comer a quien lo necesito, se conmueve por el llanto de las madres, sana a los enfermos, perdona a los pecadores y así sucesivamente. Pero El quiere de los suyos un tipo de entrega y seguimiento especial. No hay que ser de otra galaxia, hemos de seguir pisando tierra, pero quiere que, dejándolo todo, le sigamos. “Siempre he creído que la vida no vale la pena más que cuando se juega a una sola carta, sin restricciones, sin reservas…”. Esta frase de Julián Marías puede ilustrar a las claras la reflexión de hoy para dar el paso adelante al que hoy se nos sigue invitando.

 

Por María Consuelo Mas y Armando Quintana - 1 de Octubre, 2008, 8:39, Categoría: Comentarios al Evangelio
Enlace Permanente | Referencias (0)




<<   Octubre 2008  >>
LMMiJVSD
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31   

Enlaces
eGrupos
ZoomBlog

Otros blogs
Para ser diferentes
Pequeñas semillitas
Restauración de lo alto
Testigos del Evangelio

 

Blog alojado en ZoomBlog.com