Buscando la luz
Reflexiones creyentes


Inicio
Enviar artículo

Acerca de
Suscríbete al blog

Categorías
General [4] Sindicar categoría
Comentarios al Evangelio [747] Sindicar categoría
Reflexiones creyentes [42] Sindicar categoría
Testimonios [6] Sindicar categoría
Textos [8] Sindicar categoría

Archivos
Mayo 2010 [5]
Abril 2010 [5]
Marzo 2010 [7]
Febrero 2010 [6]
Enero 2010 [16]
Diciembre 2009 [22]
Noviembre 2009 [19]
Octubre 2009 [19]
Septiembre 2009 [6]
Agosto 2009 [8]
Julio 2009 [4]
Junio 2009 [15]
Mayo 2009 [20]
Abril 2009 [25]
Marzo 2009 [24]
Febrero 2009 [22]
Enero 2009 [24]
Diciembre 2008 [27]
Noviembre 2008 [24]
Octubre 2008 [26]
Septiembre 2008 [17]
Agosto 2008 [24]
Julio 2008 [23]
Junio 2008 [30]
Mayo 2008 [30]
Abril 2008 [30]
Marzo 2008 [31]
Febrero 2008 [29]
Enero 2008 [31]
Diciembre 2007 [31]
Noviembre 2007 [29]
Octubre 2007 [31]
Septiembre 2007 [25]
Agosto 2007 [20]
Julio 2007 [30]
Junio 2007 [31]
Mayo 2007 [29]
Abril 2007 [12]

Sindicación (RSS)
Artículos
Comentarios

 


19 de Septiembre, 2008


Le seguían muchas mujeres

(Lc 8,1-3):  En aquel tiempo, Jesús iba por ciudades y pueblos, proclamando y anunciando la Buena Nueva del Reino de Dios; le acompañaban los Doce, y algunas mujeres que habían sido curadas de espíritus malignos y enfermedades: María, llamada Magdalena, de la que habían salido siete demonios, Juana, mujer de Cusa, un administrador de Herodes, Susana y otras muchas que les servían con sus bienes.

¿Cómo interpretar el Evangelio de hoy? No cabe duda que podemos hacerlo desde muchas perspectivas comenzando por la tarea de la evangelización que parece ser el mensaje central.

 

Sin embargo, llama la atención que la mayor parte del texto se dedique a indicar nombres propios de mujeres que seguían a Jesús en aquel tiempo. Y de alguna manera este hecho nos vuelve a la eterna cuestión del papel de la mujer en la sociedad de entonces y de ahora, en la comunidad cristiana de ayer y de hoy. Que se destaque el hecho es ya significativo en una sociedad donde la mujer era un cero a la izquierda, y donde lo ha sido hasta hace poco en todas las legislaciones de los países hoy más adelantados.

 

Que el poco protagonismo dado a la mujer en la vida real de la comunidad creyente pueda estar marcado por la lectura social a muchos no nos cabe duda. Que si las mujeres que hoy viven, practican, secundan y hacen posible la comunidad de los creyentes la abandonara, se notaría con una visibilidad abrumadora es otra realidad. Que siguen relegadas a papeles no protagonistas en su más pura esencia en la comunidad eclesial es otra realidad. ¿Son razones estrictamente teológicas que dependan de la Revelación? ¿O son razones meramente culturales cuyo hecho ha sido interpretado como un deber ser? Dejemos la discusión a los teólogos. Sospechamos que en un futuro no muy lejano las conclusiones puedan ser diferentes a aquellas a las que hemos llegado hasta hoy.

Por María Consuelo Mas y Armando Quintana - 19 de Septiembre, 2008, 10:58, Categoría: Comentarios al Evangelio
Enlace Permanente | Comentarios 1 | Referencias (0)




<<   Septiembre 2008  >>
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30      

Enlaces
eGrupos
ZoomBlog

Otros blogs
Para ser diferentes
Pequeñas semillitas
Restauración de lo alto
Testigos del Evangelio

 

Blog alojado en ZoomBlog.com