Buscando la luz
Reflexiones creyentes


Inicio
Enviar artículo

Acerca de
Suscríbete al blog

Categorías
General [4] Sindicar categoría
Comentarios al Evangelio [747] Sindicar categoría
Reflexiones creyentes [42] Sindicar categoría
Testimonios [6] Sindicar categoría
Textos [8] Sindicar categoría

Archivos
Mayo 2010 [5]
Abril 2010 [5]
Marzo 2010 [7]
Febrero 2010 [6]
Enero 2010 [16]
Diciembre 2009 [22]
Noviembre 2009 [19]
Octubre 2009 [19]
Septiembre 2009 [6]
Agosto 2009 [8]
Julio 2009 [4]
Junio 2009 [15]
Mayo 2009 [20]
Abril 2009 [25]
Marzo 2009 [24]
Febrero 2009 [22]
Enero 2009 [24]
Diciembre 2008 [27]
Noviembre 2008 [24]
Octubre 2008 [26]
Septiembre 2008 [17]
Agosto 2008 [24]
Julio 2008 [23]
Junio 2008 [30]
Mayo 2008 [30]
Abril 2008 [30]
Marzo 2008 [31]
Febrero 2008 [29]
Enero 2008 [31]
Diciembre 2007 [31]
Noviembre 2007 [29]
Octubre 2007 [31]
Septiembre 2007 [25]
Agosto 2007 [20]
Julio 2007 [30]
Junio 2007 [31]
Mayo 2007 [29]
Abril 2007 [12]

Sindicación (RSS)
Artículos
Comentarios

 


27 de Agosto, 2008


Hipocresías: no, gracias

(Mt 23,27-32):   En aquel tiempo, Jesús dijo: «¡Ay de vosotros, escribas y fariseos hipócritas, pues sois semejantes a sepulcros blanqueados, que por fuera parecen bonitos, pero por dentro están llenos de huesos de muertos y de toda inmundicia! Así también vosotros, por fuera aparecéis justos ante los hombres, pero por dentro estáis llenos de hipocresía y de iniquidad. ¡Ay de vosotros, escribas y fariseos hipócritas, porque edificáis los sepulcros de los profetas y adornáis los monumentos de los justos, y decís: ‘Si nosotros hubiéramos vivido en el tiempo de nuestros padres, no habríamos tenido parte con ellos en la sangre de los profetas!’. Con lo cual atestiguáis contra vosotros mismos que sois hijos de los que mataron a los profetas. ¡Colmad también vosotros la medida de vuestros padres!».

 

“Hay otra globalización, la de la hipocresía, de la que se habla poco y se dice mucho”, son expresiones de Mario Benedetti en una conferencia en la Universidad de Alicante en el año 1999 denunciando como favorecemos la globalización de los dineros y de la economía y la libre circulación financiera mientras ponemos mil y una dificultades a la globalización de los derechos humanos, de lo social, de las personas y también de su libre circulación. Es la hipocresía de las grandes declaraciones contra el hambre y las acciones a favor de las guerras y discriminaciones.

 

Es la hipocresía de nosotros mismos que justificamos nuestras conductas erróneas en posibles fallos de los demás, que soportamos nuestra manera de ver las cosas amparándonos en que otros hacen cosas injustas. Es la hipocresía de nosotros mismos cuando queremos siempre justificar nuestras propias decisiones en lo que sea, aunque lo inventemos, sin pasar nuestros criterios y conductas por el tapiz y la norma de calidad que nos dan los criterios que emanan del Evangelio. Es pensar tan positivamente y actuar tan negativamente hacia terceros.

 

Es la hipocresía que ayer, hoy y mañana siempre será condenada por el Maestro y que siempre debe ser condenada también por aquellos que le seguimos, comenzando por no practicarla.

 

Por María Consuelo Mas y Armando Quintana - 27 de Agosto, 2008, 8:45, Categoría: Comentarios al Evangelio
Enlace Permanente | Comentarios 1 | Referencias (0)




<<   Agosto 2008  >>
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Enlaces
eGrupos
ZoomBlog

Otros blogs
Para ser diferentes
Pequeñas semillitas
Restauración de lo alto
Testigos del Evangelio

 

Blog alojado en ZoomBlog.com