Buscando la luz
Reflexiones creyentes


Inicio
Enviar artículo

Acerca de
Suscríbete al blog

Categorías
General [4] Sindicar categoría
Comentarios al Evangelio [747] Sindicar categoría
Reflexiones creyentes [42] Sindicar categoría
Testimonios [6] Sindicar categoría
Textos [8] Sindicar categoría

Archivos
Mayo 2010 [5]
Abril 2010 [5]
Marzo 2010 [7]
Febrero 2010 [6]
Enero 2010 [16]
Diciembre 2009 [22]
Noviembre 2009 [19]
Octubre 2009 [19]
Septiembre 2009 [6]
Agosto 2009 [8]
Julio 2009 [4]
Junio 2009 [15]
Mayo 2009 [20]
Abril 2009 [25]
Marzo 2009 [24]
Febrero 2009 [22]
Enero 2009 [24]
Diciembre 2008 [27]
Noviembre 2008 [24]
Octubre 2008 [26]
Septiembre 2008 [17]
Agosto 2008 [24]
Julio 2008 [23]
Junio 2008 [30]
Mayo 2008 [30]
Abril 2008 [30]
Marzo 2008 [31]
Febrero 2008 [29]
Enero 2008 [31]
Diciembre 2007 [31]
Noviembre 2007 [29]
Octubre 2007 [31]
Septiembre 2007 [25]
Agosto 2007 [20]
Julio 2007 [30]
Junio 2007 [31]
Mayo 2007 [29]
Abril 2007 [12]

Sindicación (RSS)
Artículos
Comentarios

 


6 de Julio, 2008


En tus manos, Señor

(Mt 11,25-30):  En aquel tiempo, tomando Jesús la palabra, dijo: «Yo te bendigo, Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque has ocultado estas cosas a sabios e inteligentes, y se las has revelado a pequeños. Sí, Padre, pues tal ha sido tu beneplácito. Todo me ha sido entregado por mi Padre, y nadie conoce bien al Hijo sino el Padre, ni al Padre le conoce bien nadie sino el Hijo, y aquel a quien el Hijo se lo quiera revelar.

»Venid a mí todos los que estáis fatigados y sobrecargados, y yo os daré descanso. Tomad sobre vosotros mi yugo, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas. Porque mi yugo es suave y mi carga ligera».

 

Toma, Señor, en tus manos todas aquellas cosas que nos preocupan a todos y a cada uno de los seres humanos, sobre todo de los más pobres y sencillos. Tú que acoges a los fatigados y sobrecargados, toma en tus manos a los que mueren de hambre y sed, a los que están enfermos sin posibilidades de curación, a los que no tienen trabajo y pasan penalidades para comer, a los que el peso de la edad los ha ido desgastando, a los que están en hospitales, sanatorios o / y residencias de ancianos, a los que no tienen la posibilidad de ser ingresados en esos lugares. A los que trabajan más de las horas normales y a los que no tienen posibilidad de acceder un trabajo para asegurarse una vida digna. A los sanos y llenos de problemas financieros, a los que trabajan y gastan más de lo que ingresan, a los que viven externamente bien a costa de otros que viven mal. Toma en tus manos, Señor, a todos y cada uno de nosotros. A la gente normal y corriente de nuestras familias y paises, que comemos y trabajamos, que tenemos salud o padecemos de cualquier cosa, a los que viven animados y a los que están tristes, a los padres y a los hijos, a los que acaban de morir y a los que recién están llegando a este mundo. Toma, Señor a todos en tus manos y danos el descanso que nos ofreces, sabiendo que siempre tendremos que poner algo de nuestra parte, pero sin gran preocupación por nosotros mismos, pues tu yugo es suave y tu carga ligera. En ningún sitio estaremos mejor que ahí, en las manos donde cabemos todos y que siempre busca nuestro bien, el de todos y el de cada uno en particular con nuestros nombres y apellidos.

 

Danos, Señor, la humildad y sencillez de sentirlo así de corazón. Haznos conscientes de que nadie como Tu está más capacitado para ser nuestro cirineo, llevando nuestra cruz y aligerando así su peso, puesto que vienes a nuestras vidas no para complicarlas ni para hacerlas más difíciles, sino para caminar a nuestro lado y aliviar el peso. Tómalo todo, Señor, pues tu puedes con todo ello y nosotros todo lo podremos en Ti que nos confortas.

Por María Consuelo Mas y Armando Quintana - 6 de Julio, 2008, 8:58, Categoría: Comentarios al Evangelio
Enlace Permanente | Comentarios 1 | Referencias (0)




<<   Julio 2008  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31    

Enlaces
eGrupos
ZoomBlog

Otros blogs
Para ser diferentes
Pequeñas semillitas
Restauración de lo alto
Testigos del Evangelio

 

Blog alojado en ZoomBlog.com