Buscando la luz
Reflexiones creyentes


Inicio
Enviar artículo

Acerca de
Suscríbete al blog

Categorías
General [4] Sindicar categoría
Comentarios al Evangelio [747] Sindicar categoría
Reflexiones creyentes [42] Sindicar categoría
Testimonios [6] Sindicar categoría
Textos [8] Sindicar categoría

Archivos
Mayo 2010 [5]
Abril 2010 [5]
Marzo 2010 [7]
Febrero 2010 [6]
Enero 2010 [16]
Diciembre 2009 [22]
Noviembre 2009 [19]
Octubre 2009 [19]
Septiembre 2009 [6]
Agosto 2009 [8]
Julio 2009 [4]
Junio 2009 [15]
Mayo 2009 [20]
Abril 2009 [25]
Marzo 2009 [24]
Febrero 2009 [22]
Enero 2009 [24]
Diciembre 2008 [27]
Noviembre 2008 [24]
Octubre 2008 [26]
Septiembre 2008 [17]
Agosto 2008 [24]
Julio 2008 [23]
Junio 2008 [30]
Mayo 2008 [30]
Abril 2008 [30]
Marzo 2008 [31]
Febrero 2008 [29]
Enero 2008 [31]
Diciembre 2007 [31]
Noviembre 2007 [29]
Octubre 2007 [31]
Septiembre 2007 [25]
Agosto 2007 [20]
Julio 2007 [30]
Junio 2007 [31]
Mayo 2007 [29]
Abril 2007 [12]

Sindicación (RSS)
Artículos
Comentarios

 


En El ponemos nuestra esperanza

(Mt 12,14-21):   En aquel tiempo, los fariseos se confabularon contra Él para ver cómo eliminarle. Jesús, al saberlo, se retiró de allí. Le siguieron muchos y los curó a todos. Y les mandó enérgicamente que no le descubrieran; para que se cumpliera el oráculo del profeta Isaías: «He aquí mi Siervo, a quien elegí, mi Amado, en quien mi alma se complace. Pondré mi Espíritu sobre él, y anunciará el juicio a las naciones. No disputará ni gritará, ni oirá nadie en las plazas su voz. La caña cascada no la quebrará, ni apagará la mecha humeante, hasta que lleve a la victoria el juicio: en su nombre pondrán las naciones su esperanza”

 

 

Siguen en las mismas. Lo intentan por activa y por pasiva para confabularse contra Jesús. Pero El elude la confrontación directa. Va a lo suyo: ha venido a hacer el bien. Una buena lección cuando ante problemas concretos que nos surgen con personas más o menos cercanas queremos dejar las cosas claras y terminamos gritando y enfrentados. A lo nuestro, y lo nuestro no es sembrar cizaña.

 

Quiere que le conozcan por sus acciones, por su ejemplo, y no tanto por lo que dicen otros de El. No es contradictorio. Otras veces dará importancia a la enseñanza. Pero le gusta que siempre vaya acompañada de acciones. No es de lo que vamos por la vida prometiendo cosas que luego se quedan en el baúl de los recuerdos. Por eso en su nombre pondrán las naciones su esperanza. Su actitud de servicio, de entrega, de generosidad sigue siendo un ejemplo para creyentes y no creyentes, para los que queremos seguirle conscientemente y para los que siguen sus valores sin darse cuenta que son los mismos que los de Jesús. No importa. Lo que importa es que sus valores se propaguen y que la caña cascada no se quiebre ni la mecha humeante se apague.

 

Por eso, mientras los poderosos le persiguen, muchos le siguen. A El no le importan que hablen mal de su persona, que le acosen, las dificultades con las que se encuentra, o cualquier tipo de incomprensiones. Así como nos dijo que fuéramos a El todos los que estuviéramos agobiados, El también tiene la confianza puesta en su Padre y por ello con frecuencia se retira a buscar el contacto directo con El en la intimidad de su corazón.

 

 

 

 

 

 

Por María Consuelo Mas y Armando Quintana - 21 de Julio, 2007, 12:50, Categoría: Comentarios al Evangelio
Enlace Permanente | Referencias (0)




<<   Julio 2007  >>
LMMiJVSD
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31      

Enlaces
eGrupos
ZoomBlog

Otros blogs
Para ser diferentes
Pequeñas semillitas
Restauración de lo alto
Testigos del Evangelio

 

Blog alojado en ZoomBlog.com