Buscando la luz
Reflexiones creyentes


Inicio
Enviar artículo

Acerca de
Suscríbete al blog

Categorías
General [4] Sindicar categoría
Comentarios al Evangelio [747] Sindicar categoría
Reflexiones creyentes [42] Sindicar categoría
Testimonios [6] Sindicar categoría
Textos [8] Sindicar categoría

Archivos
Mayo 2010 [5]
Abril 2010 [5]
Marzo 2010 [7]
Febrero 2010 [6]
Enero 2010 [16]
Diciembre 2009 [22]
Noviembre 2009 [19]
Octubre 2009 [19]
Septiembre 2009 [6]
Agosto 2009 [8]
Julio 2009 [4]
Junio 2009 [15]
Mayo 2009 [20]
Abril 2009 [25]
Marzo 2009 [24]
Febrero 2009 [22]
Enero 2009 [24]
Diciembre 2008 [27]
Noviembre 2008 [24]
Octubre 2008 [26]
Septiembre 2008 [17]
Agosto 2008 [24]
Julio 2008 [23]
Junio 2008 [30]
Mayo 2008 [30]
Abril 2008 [30]
Marzo 2008 [31]
Febrero 2008 [29]
Enero 2008 [31]
Diciembre 2007 [31]
Noviembre 2007 [29]
Octubre 2007 [31]
Septiembre 2007 [25]
Agosto 2007 [20]
Julio 2007 [30]
Junio 2007 [31]
Mayo 2007 [29]
Abril 2007 [12]

Sindicación (RSS)
Artículos
Comentarios

 


Por sus frutos les conocerán

(Mt 7,15-20):   En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: «Guardaos de los falsos profetas, que vienen a vosotros con disfraces de ovejas, pero por dentro son lobos rapaces. Por sus frutos los conoceréis. ¿Acaso se recogen uvas de los espinos o higos de los abrojos? Así, todo árbol bueno da frutos buenos, pero el árbol malo da frutos malos. Un árbol bueno no puede producir frutos malos, ni un árbol malo producir frutos buenos. Todo árbol que no da buen fruto, es cortado y arrojado al fuego. Así que por sus frutos los reconoceréis».

 

 

Casi ni comentarios necesita este trozo evangélico de hoy. Habla por si solo. La fe sin obras, es fe muerta. No basta decir, hay que hacer. Todo árbol que no da frutos, no sirve para nada. Aunque uno de sus frutos, y bastante nutritivo, puede ser el dar sombra.

 

Jesús, como los maestros de aquella época, habla en símbolos, y así se hacía entender. A nosotros también. Con estos ejemplos de los árboles y de sus diferentes calidades nos está mostrando su enseñanza. A los primeros cristianos les conocían por su manera de actuar, porque entre ellos formaban como una sola familia. Es lo que nos viene a decir en el día de hoy: pasen por la vida de modo que por cómo vivan, actúen, hagan, así sepan quienes son.

 

La reflexión que se nos impone en el día de hoy es preguntarnos si vamos dejando a nuestro paso regueros de caridad, de amor fraterno, de justicia; si nuestra voz se escucha cuando tiene que escucharse reclamando para todos el pan de cada día, y cosas similares. Por sus frutos los conocerán. Recordemos a San Pablo cuando nos habla de los frutos del Espíritu y conectemos un mensaje con otro.

Por María Consuelo Mas y Armando Quintana - 28 de Junio, 2007, 10:25, Categoría: Comentarios al Evangelio
Enlace Permanente | Comentarios 1 | Referencias (0)




<<   Junio 2007  >>
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  

Enlaces
eGrupos
ZoomBlog

Otros blogs
Para ser diferentes
Pequeñas semillitas
Restauración de lo alto
Testigos del Evangelio

 

Blog alojado en ZoomBlog.com