Buscando la luz
Reflexiones creyentes


Inicio
Enviar artículo

Acerca de
Suscríbete al blog

Categorías
General [4] Sindicar categoría
Comentarios al Evangelio [747] Sindicar categoría
Reflexiones creyentes [42] Sindicar categoría
Testimonios [6] Sindicar categoría
Textos [8] Sindicar categoría

Archivos
Mayo 2010 [5]
Abril 2010 [5]
Marzo 2010 [7]
Febrero 2010 [6]
Enero 2010 [16]
Diciembre 2009 [22]
Noviembre 2009 [19]
Octubre 2009 [19]
Septiembre 2009 [6]
Agosto 2009 [8]
Julio 2009 [4]
Junio 2009 [15]
Mayo 2009 [20]
Abril 2009 [25]
Marzo 2009 [24]
Febrero 2009 [22]
Enero 2009 [24]
Diciembre 2008 [27]
Noviembre 2008 [24]
Octubre 2008 [26]
Septiembre 2008 [17]
Agosto 2008 [24]
Julio 2008 [23]
Junio 2008 [30]
Mayo 2008 [30]
Abril 2008 [30]
Marzo 2008 [31]
Febrero 2008 [29]
Enero 2008 [31]
Diciembre 2007 [31]
Noviembre 2007 [29]
Octubre 2007 [31]
Septiembre 2007 [25]
Agosto 2007 [20]
Julio 2007 [30]
Junio 2007 [31]
Mayo 2007 [29]
Abril 2007 [12]

Sindicación (RSS)
Artículos
Comentarios

 


Superado el "ojo por ojo"

(Mt 5,38-42):   En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: «Habéis oído que se dijo: ‘Ojo por ojo y diente por diente’. Pues yo os digo: no resistáis al mal; antes bien, al que te abofetee en la mejilla derecha ofrécele también la otra: al que quiera pleitear contigo para quitarte la túnica déjale también el manto; y al que te obligue a andar una milla vete con él dos. A quien te pida da, y al que desee que le prestes algo no le vuelvas la espalda».

 

 

Un cambio de sentido en las normativas vigentes en su momento, viene a traer Jesús. Ya lo hemos comentado en ocasiones anteriores: un cambio que se lee desde la nueva perspectiva del amor. Ya no hay lugar para los enfrentamientos, las venganzas. Ya no cabe el famoso “ojo por ojo, diente por diente”, “si te pegan, pégale”. La violencia engendra más violencia, y solo el diálogo y el razonamiento, fuerzas que impulsan el amor, podrán originar un cambio sosegado. Esto además es aplicable a la sociedad, a sus normas vigentes, tanto civiles como penales. Entre otras, a la pena de muerte aún viva en muchísimos países, incluso en aquellos que se declaran poseídos por Dios. Apertura dócil a la reconciliación, que no lleva parejo renuncia a los derechos humanos, a los de cada persona por ser ciudadano de un mundo común.

 

Todavía lo más común entre los mortales sigue siendo aquel feo adagio de que “el que la hace, la paga”. La propuesta de Jesús es diferente, y no significa cobardía, simpleza, falta de carácter ni debilidad. Nos enseña otra forma de encararnos a las situaciones, a las personas, a la realidad misma, que también pasa por percibir las necesidades de los demás sin que tengan que manifestarlas

Por María Consuelo Mas y Armando Quintana - 18 de Junio, 2007, 10:02, Categoría: Comentarios al Evangelio
Enlace Permanente | Referencias (0)




<<   Junio 2007  >>
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  

Enlaces
eGrupos
ZoomBlog

Otros blogs
Para ser diferentes
Pequeñas semillitas
Restauración de lo alto
Testigos del Evangelio

 

Blog alojado en ZoomBlog.com