Buscando la luz
Reflexiones creyentes


Inicio
Enviar artículo

Acerca de
Suscríbete al blog

Categorías
General [4] Sindicar categoría
Comentarios al Evangelio [747] Sindicar categoría
Reflexiones creyentes [42] Sindicar categoría
Testimonios [6] Sindicar categoría
Textos [8] Sindicar categoría

Archivos
Mayo 2010 [5]
Abril 2010 [5]
Marzo 2010 [7]
Febrero 2010 [6]
Enero 2010 [16]
Diciembre 2009 [22]
Noviembre 2009 [19]
Octubre 2009 [19]
Septiembre 2009 [6]
Agosto 2009 [8]
Julio 2009 [4]
Junio 2009 [15]
Mayo 2009 [20]
Abril 2009 [25]
Marzo 2009 [24]
Febrero 2009 [22]
Enero 2009 [24]
Diciembre 2008 [27]
Noviembre 2008 [24]
Octubre 2008 [26]
Septiembre 2008 [17]
Agosto 2008 [24]
Julio 2008 [23]
Junio 2008 [30]
Mayo 2008 [30]
Abril 2008 [30]
Marzo 2008 [31]
Febrero 2008 [29]
Enero 2008 [31]
Diciembre 2007 [31]
Noviembre 2007 [29]
Octubre 2007 [31]
Septiembre 2007 [25]
Agosto 2007 [20]
Julio 2007 [30]
Junio 2007 [31]
Mayo 2007 [29]
Abril 2007 [12]

Sindicación (RSS)
Artículos
Comentarios

 


8 de Junio, 2007


De la extirpe de David

Mc 12,35-37):  En aquel tiempo, Jesús, tomando la palabra, decía mientras enseñaba en el Templo: «¿Cómo dicen los escribas que el Cristo es hijo de David? David mismo dijo, movido por el Espíritu Santo: ‘Dijo el Señor a mi Señor: Siéntate a mi diestra hasta que ponga a tus enemigos debajo de tus pies’. El mismo David le llama Señor; ¿cómo entonces puede ser hijo suyo?». La muchedumbre le oía con agrado.

 

 

Es Jesús quien pregunta hoy, queriendo hacer pensar a la gente, o más bien motivándoles para que expresaran sus convicciones internas. Sus palabras son palabras de vida eterna, pero aquellas gentes sencillas, que le siguen, las entienden, les llena y les sacia, por que van directas a sus corazones.  Salen felices después de escucharles, le oían con agrado, y son el eco del Maestro por dondequiera que vayan.

 

 Pero hoy Jesús, que es el que pregunta, habla, no a la muchedumbre, sino que lo hace en el Templo. Es un buen orador; sabe dialogar, preguntar, rebatir, exponer. Conoce la Sagrada Escritura y sabe interpretarla. Y hoy les dice a aquellos maestros de la Ley: Por que se dice que el Mesías desciende de David, y David le llama su Señor...?  La gente, dice el Evangelio, que era mucha, escuchaba con gusto a Jesús. Y los Maestros de La Ley dejan la pregunta en el aire. No contestan. Probablemente también ellos, que no quieren creer que Jesús es el Hijo de Dios, se hacen la pregunta y no saben contestar.

 

Es hijo de David, queriendo así resaltar que está inserto en la extirpe y en la historia humana, descendiente de un reinado de un hombre sencillo. Pero también es Señor, hijo de Dios, nuestro único Señor, como decía el evangelio de ayer. Por eso también David le llamaba Señor. Ambas cosas en una misma realidad. Y cambiando todo lo que hay que cambiar igual que nosotros: hijos de nuestro padre y madre, pero hijos también de Dios. Con una naturaleza humana, pero sin dejar de tenerla divina. Pues hijos de Dios hemos sido hechos.

 

 

Por María Consuelo Mas y Armando Quintana - 8 de Junio, 2007, 10:10, Categoría: Comentarios al Evangelio
Enlace Permanente | Referencias (0)




<<   Junio 2007  >>
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  

Enlaces
eGrupos
ZoomBlog

Otros blogs
Para ser diferentes
Pequeñas semillitas
Restauración de lo alto
Testigos del Evangelio

 

Blog alojado en ZoomBlog.com