Buscando la luz
Reflexiones creyentes


Inicio
Enviar artículo

Acerca de
Suscríbete al blog

Categorías
General [4] Sindicar categoría
Comentarios al Evangelio [747] Sindicar categoría
Reflexiones creyentes [42] Sindicar categoría
Testimonios [6] Sindicar categoría
Textos [8] Sindicar categoría

Archivos
Mayo 2010 [5]
Abril 2010 [5]
Marzo 2010 [7]
Febrero 2010 [6]
Enero 2010 [16]
Diciembre 2009 [22]
Noviembre 2009 [19]
Octubre 2009 [19]
Septiembre 2009 [6]
Agosto 2009 [8]
Julio 2009 [4]
Junio 2009 [15]
Mayo 2009 [20]
Abril 2009 [25]
Marzo 2009 [24]
Febrero 2009 [22]
Enero 2009 [24]
Diciembre 2008 [27]
Noviembre 2008 [24]
Octubre 2008 [26]
Septiembre 2008 [17]
Agosto 2008 [24]
Julio 2008 [23]
Junio 2008 [30]
Mayo 2008 [30]
Abril 2008 [30]
Marzo 2008 [31]
Febrero 2008 [29]
Enero 2008 [31]
Diciembre 2007 [31]
Noviembre 2007 [29]
Octubre 2007 [31]
Septiembre 2007 [25]
Agosto 2007 [20]
Julio 2007 [30]
Junio 2007 [31]
Mayo 2007 [29]
Abril 2007 [12]

Sindicación (RSS)
Artículos
Comentarios

 


4 de Junio, 2007


Lo que nosotros valemos

Mc 12,1-12):   En aquel tiempo, Jesús comenzó a hablarles en parábolas: «Un hombre plantó una viña, la rodeó de una cerca, cavó un lagar y edificó una torre; la arrendó a unos labradores, y se ausentó.

»Envió un siervo a los labradores a su debido tiempo para recibir de ellos una parte de los frutos de la viña. Ellos le agarraron, le golpearon y le despacharon con las manos vacías. De nuevo les envió a otro siervo; también a éste le descalabraron y le insultaron. Y envió a otro y a éste le mataron; y también a otros muchos, hiriendo a unos, matando a otros. Todavía le quedaba un hijo querido; les envió a éste, el último, diciendo: ‘A mi hijo le respetarán’. Pero aquellos labradores dijeron entre sí: ‘Éste es el heredero. Vamos, matémosle, y será nuestra la herencia’. Le agarraron, le mataron y le echaron fuera de la viña.

»¿Qué hará el dueño de la viña? Vendrá y dará muerte a los labradores y entregará la viña a otros. ¿No habéis leído esta Escritura: ‘La piedra que los constructores desecharon, en piedra angular se ha convertido; fue el Señor quien hizo esto y es maravilloso a nuestros ojos?’».

Trataban de detenerle —pero tuvieron miedo a la gente— porque habían comprendido que la parábola la había dicho por ellos. Y dejándole, se fueron.

Jesús habla en parábolas para que todos lo entiendan, y así pasa. Sobre todo más que el propio pueblo lo entienden bien sus jefes, que casi siempre tienen la misma postura de buscar cómo detenerle y hacer que calle para siempre y no intoxique con sus enseñanzas al pueblo. Parece como si a ellos se dirigiera de manera especial en este texto, sobre todo porque ellos de último estaban cuestionando su autoridad. Y El la pone de manifiesto con sus hechos, con ese saber dar su vida que ya anuncia cuando habla del heredero a quien quieren matar.

 

Pero también se dirige a nosotros que somos su viña, su terreno de cultivo pendiente y necesitado de dar frutos, donde El en cada momento viene a intentar cosechar lo que día a día ha sembrado y sigue sembrando. Si El no escatima nada para el cuidado de la viña, lógico es que en ésta se note el trabajo realizado por las cosechas que experimenta. Está en proporción directa. No ha habido descuido por parte del viñador, no tiene por qué haber despropósito por parte de la tierra cultivada.

 

De muchas enseñanzas nos puede servir este texto. No solo de la necesidad de dar frutos por nuestra parte. Sino, sobre todo, de hacernos entender quienes somos y cuanto valemos para Dios, pues envía a su propio Hijo para estar con nosotros. A veces nos centramos más en nuestro compromiso que en la actitud de gratitud, y solo teniendo bien reforzada ésta podemos rendir en la cosecha.

 

 

Por María Consuelo Mas y Armando Quintana - 4 de Junio, 2007, 9:35, Categoría: Comentarios al Evangelio
Enlace Permanente | Referencias (0)




<<   Junio 2007  >>
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  

Enlaces
eGrupos
ZoomBlog

Otros blogs
Para ser diferentes
Pequeñas semillitas
Restauración de lo alto
Testigos del Evangelio

 

Blog alojado en ZoomBlog.com