Buscando la luz
Reflexiones creyentes


Inicio
Enviar artículo

Acerca de
Suscríbete al blog

Categorías
General [4] Sindicar categoría
Comentarios al Evangelio [747] Sindicar categoría
Reflexiones creyentes [42] Sindicar categoría
Testimonios [6] Sindicar categoría
Textos [8] Sindicar categoría

Archivos
Mayo 2010 [5]
Abril 2010 [5]
Marzo 2010 [7]
Febrero 2010 [6]
Enero 2010 [16]
Diciembre 2009 [22]
Noviembre 2009 [19]
Octubre 2009 [19]
Septiembre 2009 [6]
Agosto 2009 [8]
Julio 2009 [4]
Junio 2009 [15]
Mayo 2009 [20]
Abril 2009 [25]
Marzo 2009 [24]
Febrero 2009 [22]
Enero 2009 [24]
Diciembre 2008 [27]
Noviembre 2008 [24]
Octubre 2008 [26]
Septiembre 2008 [17]
Agosto 2008 [24]
Julio 2008 [23]
Junio 2008 [30]
Mayo 2008 [30]
Abril 2008 [30]
Marzo 2008 [31]
Febrero 2008 [29]
Enero 2008 [31]
Diciembre 2007 [31]
Noviembre 2007 [29]
Octubre 2007 [31]
Septiembre 2007 [25]
Agosto 2007 [20]
Julio 2007 [30]
Junio 2007 [31]
Mayo 2007 [29]
Abril 2007 [12]

Sindicación (RSS)
Artículos
Comentarios

 


De misterios que se hacen realidad

Jn 16,12-15):  En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: «Mucho tengo todavía que deciros, pero ahora no podéis con ello. Cuando venga Él, el Espíritu de la verdad, os guiará hasta la verdad completa; pues no hablará por su cuenta, sino que hablará lo que oiga, y os anunciará lo que ha de venir. Él me dará gloria, porque recibirá de lo mío y os lo anunciará a vosotros. Todo lo que tiene el Padre es mío. Por eso he dicho: ‘Recibirá de lo mío y os lo anunciará a vosotros’

 

 

Ahora no pueden con ello. El mismo nos lo advierte. Es como si dijera que lo que viene a continuación es difícil de entender. Diríamos que algo más que difícil. Es un texto evangélico que se trae a colación para celebrar la fiesta de la Trinidad. Es todo un misterio. ¿Cómo explicarlo? Los misterios no tienen explicación. Se aceptan. Ahora no pueden con ello, nos dice. Pero cuando reciban el Espíritu, les guiará hasta la verdad completa. Será todo un proceso.

 

Un único Dios que está sobre nosotros, con nosotros y en nosotros. Dios que nos ama y los hombres que somos amados por El, que se hace presente en su Hijo y nos inunda con su Espíritu. Al final, Dios y nosotros. Formando comunidad entre ellos y con nosotros.

 

En algún sitio hemos leído, refiriéndose a esta realidad trinitaria, que Dios es Comunidad. Ello también es un misterio, hacer y vivir comunidad. A eso estamos llamados también en la realidad de cada día: a vivir en comunidad con Dios y con la humanidad. ¡Menudo misterio¡ Pero un misterio, la comunidad, que hay que ir desentrañando poco a poco, con la fuerza del Espíritu. Se trata también, como decía Sta Teresa, de “tratar de amistad con quien sabemos que nos ama”. Al fin de cuentas, la comunidad y la amistad son también un misterio. Un misterio llamado a hacerlo realidad con nuestro quehacer y con nuestra intimidad personal con el Dios del Evangelio. Que a ello nos ayude también las personas consagradas mediante la vida contemplativa, a quienes también hoy recordamos. Ya tiene su misterio que haya gente que se dedique a esta tarea. Posiblemente por ser día de misterios, de misterios que se hacen realidad. Hoy puede que lo entendamos mejor, o mejor, que lo aceptemos en nuestro interior. Aceptar no siempre es entender, y es beneficioso para el espíritu. Aceptar el misterio nos enseña también a mirar hacia el horizonte, hacia lo que hay mas allá de lo que alcanza nuestra vista. La foto de cada comentario siempre nos habla del mismo. La de hoy, también.

 

 

Por María Consuelo Mas y Armando Quintana - 3 de Junio, 2007, 11:54, Categoría: Comentarios al Evangelio
Enlace Permanente | Referencias (0)




<<   Junio 2007  >>
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  

Enlaces
eGrupos
ZoomBlog

Otros blogs
Para ser diferentes
Pequeñas semillitas
Restauración de lo alto
Testigos del Evangelio

 

Blog alojado en ZoomBlog.com